Personas de la tercera edad viajando en avión

Personas de la tercera edad viajando en avión

En la mayoría de los casos, las empresas ofrecen un servicio especial para las personas de la tercera edad durante sus viajes. Dependiendo de la compañía aérea, no solo podrá contar con ayuda durante el check-in de las personas mayores, sino también con salas de espera especiales en los aeropuertos de tránsito, ayuda en los procesos de escala, asistencia durante el abordaje y la acomodación dentro del avión.

Para las personas mayores con dificultades de movilidad o enfermedades, existe la posibilidad de proporcionar una silla de ruedas, lo que ayudará a cubrir las distancias en los corredores de los aeropuertos.

Reserva de vuelos

Al momento de la reserva, recuerda comunicar a la empresa la necesidad de atención especializada para el pasajero mayor. Si la reserva fue hecha online, comunícate con la aerolínea para notificarles tu necesidad. En caso de que la persona mayor viaje sin acompañante, proporciona toda la información posible al agente de viaje correspondiente, por ejemplo: las lenguas que la persona habla, las enfermedades que posee y sus preferencias al comer. Todo esto debe ser transmitido a la compañía aérea y a los funcionarios del check-in, con el fin de evitar las complicaciones y los contratiempos para el viajero, tanto en el aeropuerto como dentro del avión.

¡Recuerda!

  • Debes asegurarte de que el tiempo entre los vuelos sea suficiente para las posibilidades de circulación en el aeropuerto con las que cuenta una persona de la tercera edad, dado el caso de que el viaje cuente con escalas.
  • Las personas mayores deben llegar al aeropuerto con suficiente tiempo de antelación.
  • Antes del viaje, los pasajeros mayores deben consultar a su médico en relación con las contraindicaciones que puede presentar el viaje, además de los medicamentos que deben viajar en su equipaje de mano.
  • Dada la temperatura del aire acondicionado durante el vuelo, las personas mayores deben ir siempre bien abrigados.
  • Para reducir el riesgo de trombosis, las personas mayores deben realizar ejercicios simples y cambiar frecuentemente de posición durante el viaje, además de consumir una cantidad suficiente de líquidos.

Los consejos y sugerencias en el articulo y artículos relacionados son auxiliares para propósitos de información y no deberían considerarse como base para ningún reclamo contra eDestinos.com.do

Interested but need more info?
Cancelar
Gracias por tu ayuda

Tu comentario nos ayudará a crear artículos mejores y más relevantes

Tu sugerencia no pudo ser enviada, por favor intenta más tarde

Enviar de nuevo Intenta más tarde